lunes, 18 de enero de 2010

Una noche donde tiraba todo por la borda, pero me sostuve del salvavidas.

Sábado, salida con amigas.
Con Celeste estábamos nerviosas, ella iba a encontrarse con un chico que desde hace mucho hablaban y quedaron en verse, y yo sabía que esa noche en ese lugar iba a estar Santiago.
- Cele, no estoy segura de ir, me parece que me vuelvo a casa - dije.
- ¿Por? va a estar Santiago.
- Ese es el problema, ya te hablé de esto, no quiero, tengo miedo.
- Cuernealo a ese pelotudo de una buena vez, me cansa - dijo Celeste, enojada. Vale aclarar que Celeste odia a Martín, y eso que ella no detesta a nadie, es muy pacífica.
De repente se puso nerviosa porque vio Nicolás, el chico con el que ella iba a encontrarse por lo que se fue con él y yo me quedé con Florencia, mi otra amiga.
Empezamos a caminar, compramos unos tragos y nos fuimos a sentar. En eso veo a Santiago, me puse nerviosa, saqué de mi cartera un espejo, intenté arreglarme, me pinte, me tocaba el peo, estaba histérica. Se acerco.
- ¿Que haces, princesa? - dijo, feliz.
- Que bueno verte - dije.
- Si, me hubiera aburrido toda la noche si no venías - dijo, con su sonrisa.
- Ni que fuera tan divertida, jaja, te divertís con cualquier cosa vos - dije, sonando graciosa.
- Con vos sólo quiero divertirme - dijo, y me tomó de la mano.
Florencia enseguida se puso a hablar con los demás amigos de él, vale aclarar que es un tanto ligera ella.
No fuimos a la barra a comprar algo para él, me invitó algo pero le dije que ya había tomado, igual me compró.
- ¿Tu novio? - me preguntó.
- En su casa, medio enfermo.
- Entonces saliste de casería mientras el otro descansa jaja.
- No, tonto, jaja.
Bailamos un rato, hablamos, lo mismo de la otra vez. Fuimos a sentarnos a un sillón que estaba libre.
- Estas muy linda - dijo.
- Gracias, San. - dije, poniéndome vergonzosa.
- ¿Marcha todo bien con Martín? - me preguntó, serio.
- Marcha lento, suave; estamos bien pero yo me siento rara, y tal vez nos peleamos por eso.
- ¿Por qué rara?
- Porque me da miedo la confusión, miedo de cometer errores, me das miedo vos.
- Jaja ¿yo?
- Si, no te rías - dije, cada vez con más vergüenza.
- No tendría por que darte miedo.
- Si, San, sabes que algo pasa acá.
...
- Si, pero yo soy fiel a lo que vos sientas que tengas que hacer, yo no apuro a nadie.
...
(respire profundamente) - Gracias - dije.
Seguimos hablando de tonterías, hasta que me acosté en sus piernas y me dormí unos veinte minutos. Cuando despierto me estaba acariciando la cara, me tocaba el pelo.
- Uy, que tonta ¡me dormí! - dije, exaltada.
- Sos muy linda cuando dormís.
- Gracias, que tierno.
- Es la verdad - dijo, sonriendo - Estaba pensando...
- ¿En qué? - pregunte.
- En que yo espero mucho cuando quiero a alguien, pero con vos me cuesta.
- ... ¿y eso que quiere decir?
- Que yo no pretendo que dejes a tu novio y nos pongamos a salir, para mi las cosas llevan tiempo.
- No si, si, claro - dije, casi interrumpiendo.
- Pero me muero por besarte - dijo, mirándome fijamente.
Estaba muda, no sabía que responder, que hacer, que estaba pasando. Sabía que la situación iba a llegar, pero no así de rápido.
- Ves por qué tengo miedo, yo no se como reaccionar - dije.
- Perdón, nada más tenías que saberlo, princesa; vos hace lo que quieras.
¿Podía alguien ser más tierno? Creo que no.
Lo miré, sonreí, me acerqué y le di un beso largo, dulce, sin separarme por unos instantes... en la mejilla.
- Te quiero, San - le dije, y todo siguió normal pero un tanto incómoda la situación esa noche.

9 comentarios:

  1. Te digo una cosa, no sé como aguantas esos momentos, ya zafaste de dos. Es como te decía por msn, tenés una fuerza increíble, no creo que todas podría salir de esa forma de un momento como ese.
    Un besito Mar, nos seguimos hablando (L)
    Y viste, la gente cada vez es más pelotuda, no paran nunca de decepcionarme, y duele.

    ResponderEliminar
  2. ese momento lo tuve que evitar 4 veces hace un par de años. Hasta que una noche yo me dormi como vos pero en sus hombros, me despierto y frente mio tenia a mi novio comiendose a otra. Y ahi me senti la mas pelotuda del mundo. Y me lo chape, y sabes que? despues ese que moria por darme un beso, se largo. :/

    ResponderEliminar
  3. Por un momento pense qe te lo chapaste sin qe te importe nada :D
    Pero no -.- Y te digo algo? Pongo todas mis fichas en este "príncipe" (:

    ResponderEliminar
  4. Te agregue no se porque no apareces ahora intento agregarte de nuevo, e intenta lo mismo vos a ver que pasa mariaa.lauura@hotmail.com jaja. De lo que escribiste, te entiendo, y muchisimo, y todo el aguante tenes, se nota que lo queres mucho a Martin, pero si queres que pase algo con Santiago, yo te diria que primero lo hables con Martin y te fijes como quedan las cosas, si queres seguir con el o cortarlo. Si cortas con Martin, empeza a fijarte que onda con Santiago, pero yo diria que vallas lento, muy lento, las apariencias a veces engañan. Por lo otro, no caigas en hacer lo mismo que te hizo Martin, no solo porque no tenes que terminar siendo igual que el, si no, porque tambien tenes que pensar en lo que pueda llegar a pensar Santiago de vos, si lo probas y te gusta y queres estar con el, el va a saber que estando con vos te puede pasar lo mismo que te paso con Martin, que venga uno mejor, te guste y lo cornudes. Asi que estas entre la espada y la pared, toma una desicion la que realmente quieras, fijate en vos, no en quien lastimas, porque a vos ya te lastimaron mucho, no?. ..

    Te mando un beso enorme, a la noche me conecto seguro, te pongo una hora para que no nos desencontremos, a las 22:00 hs, te parece bien? si no decime el horario vos. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Amo tu blog.
    Ayy me parece lindo esto, por una parte la venganza esta de por medio, pero como tu dijiste anteriormente no te vas a rebajar como Martin. Todo con calma, ya que el tiempo solito te hara entender que y a quien quieres. Aunque igual no te dejes llevar por Santiago, el pues, solo es como un cariño... piensa en eso tambien... que puede que termines con Martin por la ilusion de Santiago, pero la ilusion se termina rapido y el amor que tienes por martin no...


    saludos
    te leO!

    ResponderEliminar
  6. Jeje viste, encima vos leíste y viste lo que pasó y quien se contradice.
    No te digo que toda la culpa la tenga ella, porque yo también la tengo y me hago cargo, esa es al diferencia.
    En el fondo me re duele, es seguir perdiendo amistades por una pelotudes.
    Si a alguien le pasó lo mismo que a mi por favor que me lo diga porque esto es único. Se justifican con NADA, la verdad, y después se hunden ellos mismos, se delatan solos.
    No entiendo, la sociedad se va al carajo.
    Dale en un rato hablamos por msn :)

    ResponderEliminar
  7. Dificil de esquivar esa situacion. Pero por ahi, yendo despacio te des cuenta que este es tu verdadero principe.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. aaaaaaa es tan difícil decidir! cuál es mejor!? me encanta tu historia. besito ☺

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo telecentro jajaja, asi que no me quejo, ahi me conecto y veo si estas asi hablamos, hoy estoy en crisis.

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.