sábado, 14 de agosto de 2010

De novia

Luego de encontrarme con Mercedes, de discutir, de no llegar a nada, mandó todos mis muebles a la casa de Julián. La madre no entendía nada, por suerte es un amor y comprendió en seguida. De a poco estoy haciendo una especie de "mudanza" trayendo todas las cosas acá.
Mis amigos, cuando volví, habían puesto plata entre todos y me regalaron una netbook, me dejaron fotos y notitas en ella, unos dulces. Ahora me conectaron Speedy, pero no anda demasiado bien.

Esas son unas de las razones por lo cuál desaparezco, por lo cuál no escribo. Pero hay cosas lindas dentro de esto.

26 de Julio
Julián y yo en casa, tomando unos mates en el balcón, mirando el cielo. Cuando terminamos me levanté para acomodar, él me agarró de la cintura y me apretó junto a él.

- Te amo, y a pesar de esta situación que estamos pasando yo soy todavía más feliz - dijo sonriendo, bien cerca de mi boca.
- ¿Por qué más feliz? - pregunté.
- Porque siento que es como vivir con vos, paso varias noches acá, tardes; siento como si estuviéramos casados - dijo y rió.
- Que cosas decís, lindo - y lo besé.
- Mar, necesito asegurar esto, necesito tenerte, cuidarte, más que ahora -
- Si me cuidas, si estás, sos lo más importante hoy en mi vida -
- ¿En serio me decís? - dijo con una enorme sonrisa.
- Si, y no me hagas decirlo de nuevo porque me da vergüenza -
- Y escuchame una cosa ¿vos quisieras estar conmigo mucho tiempo más? - dijo en tono canchero.
- Claro que si, amor - contesté, sonriendo, mirándolo a los ojos.
- Entonces ¿podemos concretar esto? ¿podemos ponerle título? ¿querés ser mi novia? - dijo.
- Si, y mil veces si - dije con una enorme sonrisa que se hundió en un hermoso beso.

Me soltó, miró al cielo y gritó "Tengo la novia más linda del mundo", reímos, sabe que me da vergüenza que haga eso.
Alejada de todo, perdida en mis propios problemas pero feliz y de novia.

Se ha producido un error en este gadget.