martes, 12 de enero de 2010

Día de la primavera.

Comenzamos como antes, a salir juntos a caminar y charlar, muy de vez en cuando le regalaba un beso; así hasta junio (increíble la paciencia que me tuvo).
Una tarde caminando, ya con frío, me dice:
"Creo que este tiempo sirvió realmente, y te juro que esta vez estoy listo"
"¿Para que?" - dije.
"Para que volvamos a ser novios, ¿queres?" - me preguntó.
"Mira Matín, vamos bien así ¿hace falta?" - dije.
"Hace mucha falta, porque vos no sos mía, vos podes conocer a alguien lindo, mejor que yo y estar con él y yo te quiero para mi sola"
"Si, como cuando yo te quería para mi solo"
"Pero..." - y se calló.
"Perdón por volver al tema de siempre, entendeme Esta bien, creo que esta vez funcionará, Martín" - dije, y lo besé.
Continuamos así hasta septiembre, día de la primavera. Se juntó el con todos sus amigos a tomar algo en la plaza,yo salí a pasear con mis amigas. Se nos ocurrió ir para la plaza así veíamos a los chicos y ahí estaba el, con el pedo más grande del universo hablando con Romina.
Me detuve a verlos, ellos ni me notaron. Parecía que discutían, él gritaba y ella reía, no podía entender bien que pasaba cuando ella me ve e instantáneamente lo besa y él se queda inmóvil.
Cansada estaba, harta, me fui rápido cuando le avisaron a él que yo estaba ahí. Comenzó a perseguirme y me alcanza.
"Amor, para para amor, no te vayas" - dijo.
"Una vez más estoy de más ahí" - dije.
"Vos viste que ella me besó, esta loca"
"Y vos no la sacaste ¿qué te pasa Martín? me estás pelotudeando y yo siempre caigo"
"Mira como estoy que puedo hacer, apenas te veo bien la cara"
"Así no, así no podemos seguir es siempre lo mismo al final. Olvidate de mi" - y empecé a irme.
Se puso a llorar, con el pedo que tenía se chocaba con las cosas, no me importó, lo dejé ahí.
Al otro día vino a buscarme a mi casa, como siempre yo sola en casa (tema aparte).
Voy a abrir y ver que quiere.
"Dejame hablar, por favor, no es como pensas, no estaba bien ayer, por favor "Mariana" por favor no me dejes, no otra vez, te amo"
"Va a ser siempre lo mismo si estamos juntos, para mi no es fácil esto porque te amo ¿si? y me cuesta entender que sucede, que queres. Te doy la posibilidad de que cambies y seas otro conmigo, te di la oportunidad de estar juntos, y lo arruinas" - dije, llorando.
"Por favor no llores, te amo, no fue como pensas, por favor te juro que nunca más tomo, nunca más; quiero estar con vos amor, por favor" - decía, llorando.
"Esta bien, una vez más, una vez menos... Entrá" - dije. Entró y nos pusimos a tomar mates.

3 comentarios:

  1. Si, conozco de esas situaciones ya que a varios les pasó. No se explica por que quedaron inmóviles, sólo lo hicieron y ellos saben.
    Que aguante vos eh! La verdad por lo que escribís mereces más que alguien que te lastime y enrosque, mereces a alguien que realmente te entienda y quiera comprender. Peor el corazón no elige, sólo ama al que escogió.
    Gracias por tu comentario :) ¡que linda!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por lo que me escribiste, parece que en varias cosas pensamos iguales, porque me senti identificada con varias de tus acciones, espero que la pareja salga adelante, mientras tanto sigo tu blog. Un saludo enorme!

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.