domingo, 31 de enero de 2010

Una noche complicada.

Sábado a la noche, si, otra vez.
Celeste en casa, nos cabiamos, nos pintamos, escuchamos un poco de música. Suena el celular, mensaje:
¿Mismo lugar de siempre?
De: Santiago

Si, como todos os sábados...
De: Mariana

Desde ESE sábado.
De: Santiago

Listo, no sabía que contestar por eso no lo hice. Realmente no estaba segura de querer verlo, no quería confusiones, no más de las que tenía y quería tranquilidad por unos días.
Llegamos, nos encontramos con unos amigos, charlamos un rato, tomamos algo. Al rato llega Nicolás a buscar a Celeste y llevársela como siempre. Debo admitir que estoy un poco celosa por eso, entonces decido ir a hablarle, a conocerlo un poco más aunque sea.
Hablamos un rato, me parece un pibe copado, simpático y sincero sobre todo. Me contó que realmente quería a Celeste, que estaba enganchado y por suerte estaba todo bien y marchaba como quería. En tono de joda pero hablando en serio le dije que la cuide, porque es mi mejor amiga.
Hablamos un rato más y comenzamos a reírnos de una chica completamente borracha que bailaba arriba de una parecita, digamos. Loca la chica, me sonaba familiar pero con la baja tonalidad de luces, la música que te aturde y todo eso no podía ver nada. Más que nada porque estaba rodeada de chicos que le gritaban cosas.
En un momento mientras nos descostillándonos de risa del espectáculo de la chica en el que bailaba sexy, esta misma se baja el straples (que no llevaba corpiño) y hace un tremendo toples en frente de todos. Imagínense, se descontroló todo. Nosotros impresionados, no parábamos de reír. A eso se suma Celeste a nuestra crítica que hacíamos, pero Celeste estaba un poco mareada, tampoco entendía mucho, pero lo que si entendió era quien era esa chica, visualizó demasiado bien.
- ¡No! ¡La puta madre no! - Gritó Celeste, loca, y empezó a correr para donde estaba la chica.
- ¡Para Celeste! ¿Qué te pasa? - dije, asustada la verdad.
- ¡¡Florencia!!
Si señores, esa chica borracha que yo no llegaba a ver bien, que hizo un desnudo de su cintura para arriba, era mi amiga Florencia. Fuimos con Celeste, la tapamos y la llevamos al baño. Estaba totalmente en pedo, loca, sacada.
Nicolás que estaba con el auto se ofreció a llevarla a la casa de Celeste para que sus padres no la encuentren en tremendo estado. Accedieron todos y yo me quedé en la barra, pensando todavía en lo ocurrido, con un amigo.
Al rato alguien me tapa los ojos. No sabía quién era, entonces giro y lo veo a él, ¿a Santiago?, no, a Martín.
- ¿Qué haces acá? - traté de sonar divertida.
- Nada, sabía que ibas a estar acá, lo supuse - dijo.
En eso veo que Santiago entra ¿algo más iba a pasarme?. Enseguida empieza a buscar con la mirada, yo trataba de esconderme entre la gente, pero me ve, con él. Le dijo algo a los amigos y se quedó sentado solo.
Cuando terminé de hablar con Martín, que fue todo muy raro, estar conversando con él y Santiago observando; era todo raro e incómodo para mi, me acerqué a saludarlo.
- ¿Por qué hablabas con él? ¡Ojo! no quiero parecer celoso, sólo si es que se puede saber - dijo.
- Nada, vino a saludarme, nada más - contesté.
Realmente fue raro, si, porque hace menos de una semana habíamos cortado y no me había mandado ningún mensaje y ahora lo encontraba en un bar, diciendo que sabía que estaría acá, y sonando divertido como si no hubiera pasado anda y seríamos amigos. Eso me confundió más. ¿Qué, no le importo? o tal vez sólo lo hizo para verse superado porque como yo tampoco le hablé pensó que ya estaba todo.
Algo más, como cartón lleno (porque no todo iba a terminar bien, era obvio) Martín se agarró a piñas con un pibe cualquiera, donde yo me metí a separarlos y recibí un empujón de alguien anónimo que me tiró al piso. Enseguida Santiago se metió a calmar todo y levantarme principalmente. Cuando todo se tranquilizó me tomó de la mano y llevó a un rincón y me preguntó como estaba. Mientras hablaba con él veo a Martín acercándose.
- ¿Por qué te metiste? ¿no ves que la ligaste vos? - dijo, enojado.
- Bueno, estaban pegándose ¿qué iba a hacer? - contesté.
- Nada, si no te importo "Mariana", nada tenías que hacer - dijo, casi gritando.
- Para yo no dije eso, si me metí fue por algo - dije, mientras veía a Santiago mirándonos.
- Me dejaste, flaca, ¿qué me vas a decir? ¿que estás con este ahora? - dijo.
Me quedé muda, no sabía que contestar.
- Basta, te dije que necesitaba pensarlo, fue todo muy difícil para mi - dije.
- Lo difícil es que te dejas llevar por lo que te dicen tus amigas y no por lo que sentís realmente - dijo, muy enojado.
- No es así, Martín; no sabes que pasa - contesté, casi llorando (la verdad estoy más sensible).
- Entonces explicame porque no entiendo - dijo, cruzándose de brazos.
Miré rápido a Santiago, él seguía intacto observando y escuchando todo.
- Basta - dije, e intenté irme pero me agarró la cara y me besó. No duró mucho, casi anda mejor dicho, pero hizo que Santiago se fuera del lugar y no contestase mis mensajes y llamadas.

9 comentarios:

  1. - Lo difícil es que te dejas llevar por lo que te dicen tus amigas y no por lo que sentís realmente - dijo, muy enojado.

    ODIO, odio profundamente cuando dicen eso DIOS!
    Tarde o temprano esto iba a pasar, y lo bueno es que no paso nada con Santiago, porque? porque lo hubiera empeorado mas, yo creo que el se puede sentir herido, pero sabe perfectamente que Martin era tu novio y que cortaron hace poco, en algun momento se iban a tener que encontrar, ademas tampoco tiene que pensar que estas jugando con el, porque siempre le dejaste bien en claro lo que te estaba pasando, por eso siempre quisiste hacer las cosas bien y no dejaste que pase nada entre ustedes, pero bueno tocaba salir a la luz la parte fea de Santiago? mmmm. .. vos no lo tenes que llamar, ni mandar mensaje, quizas con un solo mjs diciendole que no fue tu intencion las cosas se dieron asi, pero que no lo quisiste lastimar, basta. Despues no insistas mas, todo depende de el, no le tenes que estar atras porque vos hiciste lo que tenias que hacer y no fue nada malo.

    Ahora me conecto a ver si estas :)
    un besito.

    ResponderEliminar
  2. aaaaa cada vez se pone más complicado el asunto :S, pero estoy segura que con la fuerza que tenés vas a salir adelante, y va a estar todo bien. besito linda ☺ y suerte con martín y santi!

    ResponderEliminar
  3. Te juro que parecia un ping pon o asi me lo imagine yo!
    Mariana, Martín se hizo el superado eso es ovboio, pero te vio con Santiago y saaas! se le dio vuelta el estomago y te fue a encarar así.
    Pero a no preocuparse mujer!
    Porque por lo que lei, estas haciendo las coasas bastante bien!
    Me gusto mucho tu blooog!
    Te sigo hasta donde quieras!
    Un abrazooo enormee!
    Y mucho aguantee!
    Luú

    ResponderEliminar
  4. AI NO Y TE JURO QUE LO MATO, vos ahi con santiago & aparece el? o sea, no, bueno esta bien qe el no sepa qien es santiago, pero se fue de tema. Amo tu historia, unbesito genia ! aparte, si vos le dijiste qe si, com q ele importabas listo se tiene qe ir callado i feliz. ajaj, unebsito.

    ResponderEliminar
  5. ¡Dios mío! Tu vida es más complicada que una telenovela.
    ¿Has hablado ya con Santiago para aclarar las cosas?
    Creo que, por como se van desarrollando los acontecimientos, pronto tendrás que tomar una decisión respecto a Santiago y Martín. Te aconsejo que escuches muy bien a tu corazón, porque en estas cosas es el que manda. Él te dirá si a quien realmente quieres es a Santiago, a Martín o a ninguno de los dos.
    Suerte, princesa.

    ResponderEliminar
  6. DIOS! ESE MARTÍN ES TAN PARECIDO A EL MIO :/ LE PEDÍ UN TIEMPO Y ME DEJÓ X OTRA SIN PREVIO AVISO (MAS DETALLADO EN MI BLOG) TANTO LES CUESTA ENTENDERNOS? ¬¬ BESO MAR (:

    ResponderEliminar
  7. Qué noche! Estoy realmente boquiabierta. Desde tu amiga, hasta el beso de prepo.
    Se puso más jodido. Vas a tener que terminar de pensar, decidir..

    ResponderEliminar
  8. Che, qué complicado se volvió todo.

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.