lunes, 10 de mayo de 2010

Ya fue

Sábado 8

Salimos con las chicas.
Estaba bastante distraída, disfrutando; me había encontrado con mucha gente conocida y la estábamos pasando demasiado bien. Como suele pasar, viene el problema:
3.30 a.m. aprox. del domingo 9, viene alguien a tomarme de la cintura, giro y era Martín. Me saludó con un abrazo, hablamos una que otra pavada hasta que llegó lo serio.

- Vení, vamos a hablar allá - dijo y me dirigió a los sillones.

Estaban ocupados, por lo que nos quedamos conversando apoyada en una pared y él en frente mio.

- Te extrañé este tiempo - dijo.
- Si, yo también, ya ni mensajes me mandabas - contesté.
- Si... fue todo raro Mar, perdón -
- No, ni te preocupes, ya fue -
- ¿Ya fue? - preguntó.
- ¿Qué? Si - dije un poco insegura.
- Ah... ¿si? -
- ¿Qué cosa? No entiendo - respondí perdida.
- No sé, esto que veníamos rearmando -
- ¿Armando? - dije y agregué - Perdón, Martín, no veníamos armando nada -
- Ah... ¿No? - dijo un agachó la cabeza - Yo sabía que me ilusioné de más -
- No sé que decirte - comenté un tanto confundida.
- Nada, Mar, dejá, ya fue... fui un boludo - dijo.
- Bueno, tampoco aclaramos las cosas, no te eches la culpa - dije intentando consolarlo.
- Si pero no sé que flashee, las cosas que pienso. Ya fue Mar, posta - dijo.
- ¿Ya fue? -
- Si, ya fue - dijo y ya reía.

Un tanto extraño fue, convengamos. De todos modos seguimos la noche juntos, normal, sin intentar sobrepasarse. No dijo nada de ningún chico que se me acercó, ni miro mal a los que me miraron. Pero las preguntas aparecieron luego de un comentario de Florencia.

- ¡Dedicasela a Juli! - gritó Florencia mientras meneabamos salvajemente en forma de chiste.
- ¿Juli? - en seguida preguntó él.
- Si, Juli... -
- ¿Estás con él? - preguntó.
- No sabría decirte - contesté.
Puso cara de las peores que existen, miró para otro lado pensativo, volvió a mirarme y dijo - Ya fue, negra - y rió.

Esas cosas raras de él que todavía no comprendo, pero te alivian (aunque confunden)
De todos modos esto no termina acá. Cuando nos vamos él se iba a lo de un amigo, por lo que viene a saludar a todos. Me abraza, me mira y me da un beso en la boca, y dice:

- Ya fue, Mar - guiñando el ojo.

Eso si me confundió, y causó gracia. Decidí sacarme la duda.

07.55 a.m. De Mariana: "Qué quisiste decir?"
07.57 a.m. De Martín: "Que ya fueee"
08.01 a.m. De Mariana: "Ya fue qué? porque me diste un beso"
08.03 a.m. De Martín: "No me jode, fue uno de despedida, YA FUE"
08.04 a.m. De Mariana: "Si, ya fue"

4 comentarios:

  1. OKEI,ESPERO QE LO MANTENGA Y QE ESTA VEZ NO VUELVA :/

    ResponderEliminar
  2. Ah nononono las cosas que te andan pasando.
    Mira vos. YO apostaría mucho a Julián, parece alguien muy honesto y fiel.
    Fijate, linda :)

    ResponderEliminar
  3. "ya fue" comom gustaria poder decirlo

    ResponderEliminar
  4. si ya fue para el.. ya fue
    que facil que lo dice igual

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.