viernes, 7 de mayo de 2010

¿Será correcto esto?

Luego del viernes llegó el sábado 1 de mayo.
Salí sólo con Mati ya que Celeste salía con Nicolás y Florencia con un chico.A los quince minutos después de partir se sumó Julián diciendo que nos esperaría en donde bajáramos del auto. No sé si tenía ganas, porque me daba un poco de incomodidad lo que había pasado el día anterior.
Llegamos y ahí estaba él esperando. Lo saludé normal pero él suavemente pasó sus manos por mi cintura.

- ¿Vamos a empezar desde ahora? - dije sonando graciosa.
- Desde cuando quieras - dijo sonriendo.

Me tomó de la mano (para mi sorpresa) y entramos. Estaba inquieto, ponía su mano en mi cintura, la sacaba, luego las dos, las sacaba. Me abrazaba, se arrepentía. Me daba la mano, la apretaba, la soltaba... se me acercaba un chico y la volvía a agarrar.

- ¿Qué pasa, Juli? - me arriesgué y pregunté.
- Nada, Mar, nada - dijo un poco nervioso.

Bueno, dejé que siga así ya que no quería contarme.
Después de unos minutos Julián me suelta de golpe, se aleja un poco, mira para todos lados y se va.

- ¿A dónde va? - le pregunto a Mati.
- No tengo idea, Mar... ¿te jode si me intento levantar a esa chica? - me dijo.
- No, negro, anda no hay drama, me quedo acá esperándolo. Suerte - dije y le guiñé el ojo.

De repente, de la nada, aparece Diego.

- ¿Qué haces, linda? - dijo sonriendo estirando los brazos para abrazarme.
- Bien bien ¿vos? - (y este que onda ¿me persigue?) contesté mientras me apretujaba.
- Feliz de encontrarte - sonrió - ¿Con quién viniste? -
- Con Mati y un amigo... pero se fue a levantarse a una tu amiguito - dije riendo.
- Mira vos. ¿Vamos a bailar allá? - dijo.
- Mmm bueno - dije después de dudar un poco y buscar a Julián con la mirada.

Bailamos, baile va, baile viene, se acercó y me robó un beso.

- ¿Qué hacemos? - dije intentando que suene gracioso y no preocupante.
- No podía contenerme - respondió.

En ese momento veo en un rincón a Julián hablando con una chica, ella se le acercaba pero parece que discutían. Cuando en un momento, mientras él el decía vaya uno a saber que, la chica lo besó y él medio desentendido, confundido quedó quieto respondiendo al beso pero sin tomarla de la cintura, rostro, mano o alguna parte del cuerpo.
Me sentí un poco mal al ver eso, me enojé por dentro. Mi actitud de pendeja volvió a nacer y aproveché que estaba con Diego.

- ¿Seguís sin poder contenerte? - dije acercándome un poco.
- Si me hablas y me miras así no - y me tomó de la cintura.
- No te contengas - dije luego de mirar para atrás y ver que Julián y esa chica había desaparecido.

Nos besamos un rato con Diego hasta que aparece Matías diciendo que encontró a Julián llorando sentado en un sillón. Les dije que se queden ahí que yo hablaba con él.
Me acerqué y estaba mirando para abajo, apoyando sus codos en sus piernas teniendo estas abiertas, agarrándose la cabeza.

- Juli ¿qué pasa? - dije pasando la mano por debajo de su cuello, como abrazándolo.
- Nada, Mar... Anda a divertirte - dijo.
- Julián de acá no me voy hasta que no me cuentes -
- Si estabas bastante entretenida con ese chico - dijo.
- ¿Diego? ¿Yo entretenida? ¿y vos? ¿y esa chica? - comencé a enojarme.
- No es nadie ella... - dijo por lo bajo.
- ¿Nadie? Bueno, Diego tampoco, un conocido nada más que me tira onda y yo respondo, supongo que ella será igual - dije y no pude contenerme, tuve que agregar algo - Además no tenes por qué enojarte con eso, bien que se besaron -
- Ella me besó -
- Y le respondiste -
- No, no sabes como son las cosas - dijo.
- Bueno, explicamelas así me entero -
- Te mentí cuando la otra vez te dije que estaba solo, en si ella no es mi novia ni nada pero andábamos juntos. Le conté de vos, ella me consoló y así surgió todo -
- ¿Cuál era la necesidad de mentirme? - pregunté.
- Si te decía que estaba viéndome con alguien quizás no pasaba lo que pasó -

Se formó un silencio incómodo, no supe que responder por quedarme pensando y analizando las cosas.

- Estaba nervioso porque sabía que ella iba a estar ahí, cuando la vi fui a buscarla para hablar -
- ¿Y qué le dijiste? - pregunté intrigadísima.
- Que no pude olvidarte. Me dijo que ella iba a lograr que me olvide de vos y ahí me besó. Yo me quedé quieto, respondí por costumbre pero fue sólo unos segundos. Me separé y le dije lo que pasó ayer y se enojó muchísimo conmigo. Le dije que ya fue todo y bueno, fui a buscarte y te encontré con este chico - dijo y veía como caían las lágrimas al piso mientras seguía mirando para abajo.
- Ah, no sabía - (Justo en ESE momento apareció ¿no podía ser otro?)
- Ya está no importa - dijo.
- Julián, Diego no es nada para mi, sólo nos vimos dos veces en un boliche y hoy le di porque te vi con ella y me puse celosa - comenté.
- Ah ¿si? - dijo mirándome, un tanto emocionado.
- Si - dije, me quedé pensando y agregué - Tampoco quiero que dejes de hacer cosas o salir con personas por mi, no somos nada -
- Tampoco daba para más eso, pienso solamente en vos - me dejó en claro - Sé que no somos nada o que somos algo indefinido pero por favor no me niegues que no pasa algo entre nosotros -
- No... algo pasa - dije y él sonrió haciendo una pequeña mueca.

Comencé a secarle las lágrimas con las manos suavemente, cada ves estábamos más cerca. Tenía su boca muy junto a la mía, casi por besarnos hasta que uno de mis pensamientos me interrumpió ¡Diego!

- Juli, perdón, no puedo - dije alejándome.
- ¿Por qué? ¿Tenes miedo a que pase lo mismo de siempre, no? Confundirte -
- Hmmm no tuve en cuenta eso pero ahora que me lo recordaste si. Igual no es eso, es Diego - dije.
- Peor me dijiste que no pasaba nada -
- Si pero prefiero dejarle las cosas en claro, por las dudas, para ahorrar quilombos -
- Es verdad -

Fui a hablar con él, sonrió al verme llegar.

- Tengo que decirte algo - dije.
- Lo que quieras, linda - acercándose.
- Perdón, en realidad no sé por qué pero es para evitarme líos como me pasa siempre. Estoy en algo complicado con un chico que está acá, nos vio juntos y surgió una discusión un tanto rara - le dije.
- No pasa nada, linda, entiendo. Una lástima no poder aprovecharte más - comentó.

"Se lo tomó bastante bien" pensé y lo abracé.

- Gracias, nene, igual quiero que de acá surja una amistad - dije.
- No lo dudes, tenes mi número para amistad, romance o noche hot - dijo riendo.

Volví con Julián, estaba discutiendo con la chica nuevamente (llamada Constanza). Ésta me vio llegar y se le trasformó la cara al verme.
Vi que se acercaba a mi, con odio, se me puso de frente y dijo.

- A vos te voy a matar-

No dio tiempo a contestarle que desapareció.
Julián me dijo que seguía enojada y que ella me odiaba. Me reí pero desde ahora qué va a pasar ¿tengo que cuidarme de minas calientes con un chico que me como?
Él se acercó a besarme.

- Perdón, Ju, hoy no... Ya bastante bardo tenemos, por un día no armemos más , por favor -

Me entendió y no nos besamos ni agarramos de las manos, actuamos normal. De todos modos me acompañó a casa, lo invité a pasar y ¿qué habrá pasado?

Los dejo con la intriga.

PREGUNTAS!!

3 comentarios:

  1. Muy cruel de tu parte terminar la historia ahí, sabiendo que sigue, pero bueno. Juli (confite total yo) Es un tierno ! Y Diego no me convence mucho, es como que siento que no es buen chico, no sé por qué.
    Espero que andes bien, tengas un lindo fin de semana y vuelvas llena de cosas -buenas- para contar.
    Besote

    ResponderEliminar
  2. No se porque, pero me ENCANTA la pareja que haces con Julian (: Parece buen chico, JAJAJA, no se. Enfin... Muy malo de tu parte terminar todo ahi ¬ quiero saber que paso :(

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la pareja que haces con Diego, me parece el tipico chico lindo y divertido con quien pasar muucho tiempo xDD

    Onírica

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.