sábado, 6 de marzo de 2010

Reencuentros casuales

Estoy teniendo unos días muy tranquilos, demasiado. Ya no hay rastro de ninguno de los dos. Presiento que Santiago está enojado (quizá nada que ver), y si es que lo está no lo culpo. Y con respecto Julián creo que también está molesto; el jueves a la noche le mandé un mensaje:

22.32 p.m. De Mariana: "No quiero que me esperes, quiero que sigas tu vida normal"
22.34 p.m. De Julián: "Mar te voy a esperar toda la vida si es ese el miedo que tenes"
22.37 p.m. De Mariana: "No, no quiero que me esperes, no quiero ilusionarte, no quiero lastimarte. Los dejé a ambos libres, si algún día tengo una respuesta (quizá nunca la tenga) y sé que quiero y eso que quiero sos vos, volveré. Me digas si, me digas no me la banco"
22.39 p.m. De Julián: "Por no elegir vas a quedarte sola?"
22.41 p.m. De Mariana: "No, si quedo sola es porque lo elegí, o porque cuando volví ya era tarde"
22.43 p.m. De Julián: "Vos sabrás, después no te arrepientas si elegís mal"

Y no volvimos a hablar.
Elija bien, elija mal, va a ser mi elección. No voy a tirarme atrás, no creo estar haciendo tan mal las cosas; bueno, los confundí mucho pero intento remediarlo, que estén tranquilos y yo también, no voy a ser egoísta en eso.

Cambiando de tema, ayer, si febrero sería de trinta días, sería un mes de ese adiós, de que dejé mi pasado para vivir cosas nuevas. Un mes de ese adiós que abrió muchas puertas, de ese adiós que pareció ser para siempre y que luego trajo momentos de intento de "idas y vueltas" que no acepté. Ayer salí, volví a cruzarme a Martín, volvimos a vernos a los ojos por unos segundos y seguir cada uno su camino. La última vez que lo vi fue ese día que vino a casa, me gritó, lloró y amenazó con agarrar Santiago cuando lo vea.
Luego de un par de tragos para ponernos en tono con la gente, la música y la diversión siento que me clavan fija la mirada en la nuca, puedo sentir que alguien me mira. Volteo y está él, con una vaso en la mano y la otra mano en el bolsillo (así, canchero y con su facha de siempre); no dejaba de mirarme, se ponía un poco incómoda la situación pero igualmente hice la que no lo había notado y seguí "concentrada" en mi baile.
A los segundos se acercó.
- Hola Mariana - dijo.
- Ah, hola Martín - dije apenas mirándolo como para reconocer quién era y disimular, para luego volver a lo mío.
- ¿No viniste con tu chico? - preguntó.
- ¿Eso es algo que tendría que contestarte justamente a vos? - respondí.
- Sabes como odio que me contestes con una pregunta - dijo, sonriendo pero mordiéndose el labio como con bronca.
- Y sé cuanto te gusta - dije, en un tono de desafío (si, no tendría que haberlo hecho).
- Vos me gustas -
- No jodas, Martín - y seguí bailando cada vez mas loca, demostrándole que me divierto, que se vaya, intentando que sienta que está de más.
Me miró unos segundos más y se alejó, pero siguió mirándome.
Continuó la noche, llegó la hora de irse. Estábamos afuera hablando con unos chicos que conocimos esa noche, riendo. De repente siento un roce en la cintura, de una mano que se desliza al pasar. Miro para saber quién era o si era de esos pibes que lo hacen por sentirse grosos por tocarle la cintura a una mujer o no sé que se les cruza por la cabeza, y era él. Me sonríe con esa sonrisa que en su momento me enamoró y me volvió loca, me guiñó el ojo y se fue.

A veces quedan dudas, a veces quieren saber más y me pareció una buena idea esta que me dio Ailu para que pregunten algo que no se animarían, o que quieren preguntarme hace mucho, o solamente por diversión =)

8 comentarios:

  1. muchas cosas están pasando en tu vida ahora... caos

    ResponderEliminar
  2. coincido con el comment de arriba, tu vida es muy vertiginosa, pero las cosas por algo pasan. está bien que te tomes el tiempo :). besito mariana ☺

    ResponderEliminar
  3. Se me hace que ALGO te causo verlo a él, más allá demostrar que sin él estás bien (que desde mi punto creo que es así) y demás.
    No te confundas más y espero que Julián y santiago entiendan :S quizá no hiciste bien las cosas desde el principio pero ahora pensas en ellos y por eso tomaste esta decisión.
    Besito Mar ♥

    ResponderEliminar
  4. Te segui, me seguis? Gracias, me gusta tu blog, es la primera vez que entro y lei y quiero seguir leyendo más yu más, me gusta :) Besito

    ResponderEliminar
  5. qué difícil es el amor a veces.

    ResponderEliminar
  6. Se me hace igual que ailu, los encuentros a veces te desconciertan y te hacen sentir cosas que tal vez no querias, por ahi no, me equivoco, pero bueno, sera cuestion de mantener esa calma y este tiempo que te estas dando.
    Besito (:

    ResponderEliminar
  7. yo o puedo ir a bailar tranqila q siempre m cruzo a mi ex, y le busca pñelea ami novio, o m mira TODA la noche paf
    diooos
    hombreeeess madurreeeenn

    ResponderEliminar
  8. Tú solo vive tranquila..
    porque pasará lo k tenga que pasar.. ya sabes!

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.