viernes, 5 de febrero de 2010

Se fue

Luego de lo que sucedió esa noche no volví a hablar con él, le dije que iba a estar muy ocupada y no íbamos a hablar en todo el día. De esta forma tuve mi día sin saber nada de ambos. Pensé mucho en Santiago, en lo que pasó pero no sacaba de mi mente ni un segundo a Martín.
Tengo miles de recuerdos hermosos son él, como horribles. Pero tengo muchos tiernos, divertidos, recuerdos que me hacen sonreír al pensarlos.
Era ese día, tenía que acomodar mis ideas porque ya empezaba a lastimarme a mi misma. Después de la noche con Santiago yo estaba segura de estar con él y olvidarme de Martín pero, me di cuenta que, es complicado. No se puede olvidar tan pronto a alguien, y menos a alguien como él; no se puede olvidar los besos, las caricias, los abrazos y esos momentos que te hacen suspirar.
Me taladré toda la tarde la cabeza pensando, haciendo balanza, tratando de encontrar dentro mío la respuesta. Aunque me sentía mal por hacerlo.
Martín fue mi primer amor, con él viví muchas cosas; me hizo conocer esto lindo que tiene el amor, y también me hizo conocer lo horrible de él. Me falló, muy feo, pero lo vi arrepentido, sé que realmente lo está y yo le di otra oportunidad, de quererlo y de que cambie. Lo hizo, cambió mucho y para bien, y me lo demuestra día a día pero ¿se perdió totalmente la confianza? me pregunto yo, por algo dudo tanto. Si realmente lo quisiera como pienso que lo quiero apenas tenga que elegir lo haría por él, eso creo.
Santiago. Llegó de la nada, inesperadamente y de la forma más linda. Despertó mucho en mi y me hizo volver a intentar confiar en el amor y querer de nuevo involucrarme en él. Esa era la diferencia: me da miedo la palabra 'amor' cuando se trata de Martín, porque se me viene a la mente 'dolor', en cambio con Santiago es 'misterio, oportunidad'
Tal vez si me lo propongo todo podría estar bien con Martín, podría amarlo plenamente sin rencor y negatividad, pero algo dentro mío lo impide.
Cuando me acosté a dormir (a las cinco de la mañana, no paraba de pensar) lo sentí dentro mío, sentí dos cosas:
- La inseguridad de cometer un error y luego arrepentirme, pero el que no arriesga no gana ¿no? Como bien dice la frase y como en comentarios me lo repitieron.
La inseguridad de que esto cueste más de lo que pienso, de extrañar a Martín, sus besos, sus abrazos, hasta las peleas. Me da miedo extrañar, me da miedo el olvido.
Pero, luego de meditarlo sentí otra cosa, sentí lo que quería sentir hace tiempo:
- La respuesta. Tenía nombre: Santiago.

09.00 a.m.
Me levanté, no pude, igualmente, dormir bien en toda la noche.
09.04 a.m. De Mariana:
"En la plaza a las 9.30, venis?"
09.06 a.m. De Martín:
"Ahi voy a estar"

09.30 a.m. él ya estaba ahí. Camino hacia él, donde estaba sentado, se levanta y quedamos cara a cara.
- Quería hablar con vos - dije, sin escuchar respuesta.
- Porque este tiempo me ayudó a pensar... - dije y dejaba una pausa para ver si contestaba.
- Me llevó su tiempo pero creo estar decidida...- dije y enseguida interrumpió.
- ¿Creo? - dijo.
- Si, va no. En realidad... - dije y me interrumpió nuevamente.
- Mira si no estás segura de que vas a hacer ni siquiera tendrías que decidir hablarme - dijo, demasiado serio.
Suspire, un suspiro largo, miré hacia abajo, tomé aire y lo miré.
- No va a funcionar. Me da miedo estar con vos -
- ¿Miedo? -
- Si, tengo miedo de salir lastimada otra vez -
- Mira Mariana yo ya cambié y lo sabes, y me juego todo por vos, ya te demostré que te amo pero vos no queres verlo - dijo.
- Sé que cambiaste, pero no estoy segura de seguir con esto por miedo a eso, a mi inseguridad, a volver a lo mismo... -
- No vamos a volver a lo mismo, yo no me voy a volver a equivocar -
- Ya sé que no...- dije y me interrumpió levantando la voz.
- Vos de lo único que tenes miedo es de equivocarte vos, porque sabes que yo no voy a volver a caer en lo mismo, vos sos la que tiene miedo de meter la pata. Si no estás segura de lo que queres no me vengas a hablar, yo te espero porque te amo aunque me tome todo de mala forma, pero vos no sabes ver las cosas me parece - dijo realmente enojado, dio la vuelta y comenzó a caminar como yéndose.
Tenía razón, no supe expresarme y quedé como una vueltera, insegura e infantil.
Al escuchar eso pensé ¿y si tiene razón? el problema soy yo que no me decido, tal vez el problema es ese, que tengo miedo yo de caer en eso.
Corrí y lo alcancé. Lo tomé del brazo.
- Quizá tengas razón y tenga miedo a equivocarme yo, pero por algo me pasa sino no me confundiría, tal vez me apresuré a darte esa oportunidad, yo no cambié ahora de un día para el otro, yo estoy así desde antes de conocer a Santiago - dije
¡Ouch! que dije, dije Santiago, le dije quién era el chico, ¿cómo se me pudo escapar?
- Santiago...- dijo y se rió - es el chico que estaba el otro día y nos miraba fijo mientras te besaba¿no? -
- Si... - dije, despacio.
- Esta bien que estés confundida pero no podes recalcarme en la cara todo lo que me equivoqué en el pasado, yo cambié por vos y no te interesa. Y, además, jugas a dos puntas saliendo con tu nuevo amigo en vez de tomarte ese tiempo que me pediste para estar sola y pensarlo bien. Se termino Mariana, no la terminas vos esto, lo termino yo aunque me duela por inmadura que sos - dijo, y se fue.
Realmente tenía razón, hice las cosas mal desde el principio y lo reconozco. Me quedé en la plaza llorando hasta las 11, había dejado ir a Martín así, sin más. ¿Por qué lloraba entonces? ¿será que me importaba más de lo que pensaba? ¿por qué engaña así el corazón? Quizá lloraba porque me di cuenta de lo que realmente hice, o tal vez porque dejé ir (para bien o para mal) una etapa de mi vida muy importante, y es normal llorar.
Diga lo que diga, me pregunte lo que me pregunte... se fue.

17 comentarios:

  1. Aunque se fuera esa etapa de tu vida vendrán etapas mejores, seguro :)

    ResponderEliminar
  2. :S
    las cosas van a estar mejor, tarde o temprano.

    ResponderEliminar
  3. las cosas pasan por algo linda :) tranquila !

    ResponderEliminar
  4. hola!! las cosas siempre mejoran. solo hay que darle tiempo al tiempo. oye quiero que leas mi novela si??? http://cuandoelamoresequivocado.blogspot.com/

    por fa dame tu opinion!!

    annie♥

    ResponderEliminar
  5. :S:S no es de garca mi comentario eee, pero en un punto tiene razon, todo bien el flaco te ama todo lo que quieras, pero todo tiene un limite vos estas entre los dos y los dos esperando algo de vos pobres flacos, :S ahora concentrate en santiago o pelia por martin una vez, pero hace algo no podes estar asi, no es bueno ni para vos ni para ellos.

    ResponderEliminar
  6. Si, es como te dije. El corazón te marea más a veces hasta sentís que te engaña. Es porque el corazón y la mente a veces no coinciden.
    Espero que te mejores, saca lo bueno de la situación.

    ResponderEliminar
  7. Lloras por que por fin se hizo real. Que tu lo pensaras es una cosa, y que lo hayan dicho, que lo hayan manifestado en palabras para todo el que lo oyera es otra cosa. Es darle realidad al hecho... y los cambios dan miedo.

    Un besito de ensueño =)

    P.D: espero que estes un poco mejor

    ResponderEliminar
  8. Me parece que estás haciendo muy largo esto.. no pienses tanto, llora menos actua más o perderas a dos chicos que te quieren con lo dificil que es encontrar uno ahora! Y es cierto lloraste xqe él y el final de toda su historia significa el final de una etapa de tu vida.
    Besitos! Suerte!

    ResponderEliminar
  9. Es totalmente normal, es simple muchacha aunque duela, Martin no podia seguir asi y vos menos.
    Jugatela.
    Y donde se cierra una puerta se abre una ventana!
    A no decaer!
    Un abrazoo :)

    ResponderEliminar
  10. te va a servir esto que pasó, como experiencia. para mí tendrías que apostar a santiago, arriesgarte. besito mariana ☺

    ResponderEliminar
  11. Aaaaay gracias ^^
    Que bueno que estés mejor. Sabé que todo sigue.

    ResponderEliminar
  12. en algún punto tiene razón martín, y quizás lo que te duele es saber eso.
    pero ahora que ya está, tomate tu tiempo de verdad para pensar y fijate cuál es la mejor decisión para vos... no para él, ni para santiago, ni para nadie... LO MEJOR PARA VOS. eso es lo más importante.

    ResponderEliminar
  13. Todo pasa por una razón..
    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  14. Por algo tomaste esa desicion, te iba a doler, pero pensa que por ahi es para mejor.
    Besito y que te mejores!

    ResponderEliminar
  15. OJALÁ Y ESTÉS MEJOR,SUPONGO QE TE DOLIÓ XQ SE FUE,SE FUERON LOS RECUERDOS LINDOS QE TENIAS,NO SE XQ PERO A MI SIEMPRE ME PASA ACORDARME DE LO BUENO,NUNCA ME ACUERDO DE LO MALO QE PASÉ CON UNA PERSONA,X ESO ME CUESTA OLVIDAR,OJALÁ Y VOS PUEDAS (:
    BESO!

    ResponderEliminar
  16. Las lagrimas son una buena manera de cambiar de etapa. Siempre he dicho que todo va a mejor y, de verdad, creo que hiciste lo mejor. Por mucho que quieras a alguien si no confias en el, o perdiste la esperanza en esa relacion, jamas funcionara.

    Un beso :)

    ResponderEliminar

Gracias por poner aquí tu opinión, cada palabra tuya me ayudará a crecer.

Se ha producido un error en este gadget.